¡Cuidado! la temida araña reclusa parda puede estar en Marchena

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¡Cuidado! la temida araña reclusa parda puede estar en Marchena

Mensaje por PRECAUCIÓN el Sáb Jun 07, 2014 1:15 pm

Hola amigos del foro.
Acabo de enterrar a mi perro con un hinchazón en la cabeza que le ha terminado por reventar y presentaba las mismas heridas que produce este asqueroso insecto. Tened cuidado que una picadura de este maldito bicho que puede ser letal

Esto es lo que provoca una picadura de la dichosa arañita


Cómo identificar una araña reclusa parda
La araña reclusa parda (también conocida como araña violín o araña violinista) es una criatura venenosa cuya picadura puede enfermar a niños y adultos. La araña reclusa parda es única porque tiene solo seis ojos (la mayoría de las arañas tiene ocho) y tiene una marca en la espalda con forma de violín. Si vives en una región nativa de las arañas reclusas parda, es buena idea aprender a identificarlas. Continúa leyendo para saber más acerca de cómo identificar una reclusa parda.

Conoce los rasgos que caracterizan a la reclusa parda
Mira su color. La reclusa parda tiene un cuerpo marrón arenoso con una marca ligeramente más oscura en su centro. Sus patas son de un marrón claro de color completamente uniforme, sin marcas adicionales.[1]

Si la araña tiene rayas u otros pigmentos en sus patas, no es una reclusa parda.
Si la araña tiene más de dos pigmentos en su cuerpo, no es una reclusa parda.
Si la araña tiene patas más oscuras que su cuerpo, no es una reclusa parda.

Examina la forma de violín en el cuerpo de la araña. Es de un color marrón ligeramente más oscuro que el resto del cuerpo o cefalotórax. La forma de violín no está claramente definida, por lo que tal vez no se vea exactamente igual al instrumento musical.

Muchas arañas tienen formas similares en su cuerpo, así que la forma de violín por sí sola no es suficiente para identificar la araña como reclusa parda.
Mira nuevamente el color de la forma de violín de cerca. Si tiene puntos de diferentes pigmentos, entonces no es una reclusa parda.

Cuenta los ojos. La reclusa parda, a diferencia de otras arañas, tiene solo seis ojos. Están ordenados en pares: un par en el centro y un par adicional a cada lado. Debido a que sus ojos son muy pequeños, son difíciles de ver sin lupa. Si cuentas ocho ojos, entonces no es una reclusa parda

Ve si la araña tiene vellos finos. La reclusa parda tiene muchos vellos finos sobre su cuerpo. A diferencia de otras arañas, no tiene espinas sobre su cuerpo o sus patas. Si ves una araña con espinas, definitivamente no es una reclusa parda.

Observa el ancho del cuerpo. El cuerpo de la reclusa parda no crece más allá de los 1,25 cm (1/2 plg). Si ves una araña más grande que ese tamaño, no es una reclusa parda.

Conoce las regiones en las que habita. La reclusa parda se encuentra en las regiones medio este, sudeste, y sudoeste de los Estados Unidos.[4] Si no vives en una de estas regiones, entonces es poco probable que encuentres una reclusa parda, aunque aún es posible.

Conoce los lugares donde le gusta vivir a la reclusa parda. Las reclusas pardas construyen sus telarañas en lugares apartados que no se ven a simple vista. Las reclusas pardas por lo general construyen sus telarañas en lugares secos y tranquilos. Aquí tienes algunos lugares donde podrías encontrarlas:

Cortezas podridas
Ático
Sótano
Armarios
Cobertizos
Granero
Pilas de madera
Zapatos
Vestidores
Toallas
Cajas de cartón
Detrás de los cuadros
En camas que no se usen

Busca la telaraña de la reclusa parda. La telaraña de la reclusa parda es holgada, pegajosa y de color blanquecino o gris. No veras la telaraña de una reclusa parda colgada en medio de árboles o paredes, ese tipo de telaraña la construyen las arañas tejedoras.

Aprende cómo reconocer la picadura. La picadura inicial de la reclusa parda por lo general no provoca dolor. Eso significa que podrías no estar consciente de la picadura hasta por 8 horas, tiempo en el cual el área de la picadura se pondrá roja, sensible e inflamada.

Reconoce otros síntomas. En algunos casos la picadura por si sola es el peor síntoma, pero las personas sensibles y los niños pueden desarrollar otro tipo de afecciones. Revisa tu cuerpo en busca de cualquiera de estos síntomas:[7]

Escalofrío
Sentimiento de enfermedad generalizada
Fiebre
Náuseas
Sudoración

Busca ayuda médica. El peligro de la picadura de esta araña reside en el severo daño al tejido, además en casos aislados incluso puede llegar a causar un coma.[8] Busca tratamiento médico tan pronto como descubras que fuiste picado por una reclusa parda. Busca atención médica de inmediato si un niño o una persona mayor fue picado; la picadura de la reclusa parda es más peligrosa para estas personas y puede provocar síntomas más severos. Mientras esperas para recibir tratamiento médico, puedes tomar estas medidas de primeros auxilios:

Lava el área de la picadura con agua y jabón.
Aplica una compresa de hielo directamente al área de la picadura durante 10 minutos, luego quítala durante otros 10 minutos.
Repite hasta que llegues a las instalaciones médicas.
avatar
PRECAUCIÓN
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Alertan de una “plaga” de arañas en Dos Hermanas que pueden provocar “necrosis”

Mensaje por Marchenauta el Lun Jun 09, 2014 11:11 pm

Vecinos de la barriada de Montequinto, en Dos Hermanas (Sevilla), han alertado de la “plaga” de un tipo de araña “muy venenosa” denominada reclusa parda o araña de rincón que puede llegar a provocar necrosis en los tejidos adiposos y que anida en lugares de interior porque es “fotofóbica”.

En declaraciones a Europa Press Televisión, una miembro de la Plataforma por la mejora de Montequinto y ambientóloga, Pilar Muñoz, ha explicado que se trata de una araña originariamente de Estados Unidos, si bien se ha adaptado al medio y “es endémica propia”. Por tanto, ha asegurado que “no es tan perjudicial en los efectos que produce” en las personas como la estadounidense, pero el problema surge cuando la persona afectada “es más sensible a cualquier tipo de picadura de insecto” provocando “efectos más serios” como por ejemplo la “necrosis de la piel”.

Esta vecina ha alertado de la existencia de “varios casos” de personas que han sufrido la picadura de la reclusa parda y han tenido que ser “intervenidos quirúrgicamente” para proceder a realizarles “injertos de piel” lo que hace que esta plaga se convierta en un problema “más grave”.

Las características básicas de la araña del rincón “son muy peculiares”. De hecho, Muñoz ha comentado que se identifican por su color pardo y por “una mancha en forma de violín más oscura” que presentan en la cabeza. Además, poseen “tres ojos encima de dicha mancha y un abdomen más gordo” que otro tipo de araña. Asimismo, todas sus patas “son iguales entre sí, con muchos pelos”.

Entre las peculiaridades principales de la reclusa parda se encuentra que son “fotofóbicas” –de ahí el nombre de ‘araña del rincón’– por lo que siempre se encuentran en zonas de interior “poco ventiladas y de poco movimiento”. En este sentido, ha señalado lugares como “trasteros, garajes, muebles que no se mueven con frecuencia, marcos de puertas y de cuadros, rendijas”, entre otros. No obstante, el lugar más común donde se localizan son “los cuartos de baño interiores y con respiraderos”. “Creemos que su zona de anidación son los respiraderos de los baños”, ha afirmado.

Por tanto, ha recomendado, frente a la “falta de solución” por parte de las administraciones locales, que se fumigue “de forma particular” con insecticidas “domésticos” todos estos lugares aunque ha admitido desconocer “como se debe actuar”. “Aconsejamos que se muevan y retiren todos los muebles, se quite la rejilla de los respiraderos de los baños, se fumigue y se coloque una malla metálica pequeña o, incluso, film transparente”, ha manifestado y ha añadido que también “se tapen los sumideros” para que no se permita la entrada de esta araña en las viviendas. Eso sí, ha aconsejado “ventilar bien” las habitaciones tras la fumigación, puesto que se está trabajando con “productos tóxicos”.

Según Muñoz, “varios informes” de la Junta de Andalucía y otro de una especialista en etimología aplicada de la Universidad de Sevilla verificaron esta araña como la reclusa parda e, incluso, recogen que se trata de “casi una epidemia” debido al “número de picaduras registradas”. Desde la Universidad de Sevilla, ha indicado, “se dijo que era un problema serio y para el que es necesario un informe oficial del Ayuntamiento.

No obstante, esta ambientóloga se ha quejado de que desde la administración local “sólo procederán a la fumigación externa”, al tiempo que ha insistido en que esta araña “no es de jardín”. “Nuestra preocupación es que el problema sigue estando en nuestras viviendas”, ha asegurado.

Por su parte, otra miembro de esta plataforma, Pilar Collado, ha recordado que “hace unos años” una menor sufrió una picadura de este tipo de araña ocasionándole una necrosis del tejido celular lo que puso en alerta a los vecinos de esta barriada sevillana. Estos vecinos han pedido que se ponga solución a la plaga de la reclusa parda o, al menos, informen de un protocolo a seguir para evitar sus picaduras.
El Correo de Andalucía
avatar
Marchenauta
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

Mensajes : 468
Puntos : 1381
Reputación : 198
Fecha de inscripción : 23/01/2011

http://marchenaonline.gratis-foros.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.